Liderazgo y comunicación de sostenibilidad: el ejemplo de Enagás

por Nov 6, 2018

¿Por qué destaca la empresa gasista como líder de sostenibilidad en su sector a nivel global? ¿Qué claves nos ofrece su comunicación de sostenibilidad?

A mediados de septiembre supimos que Enagás, Inditex y Naturgy (antes Gas Natural Fenosa) se erigían en líderes de sus respectivos sectores en la revisión anual del Dow Jones Sustainability Index (DJSI), un índice de sostenibilidad que reúne a las empresas más sostenibles del mundo y que está al servicio de los inversores más responsables.

Este hecho es sin duda una buena noticia, no sólo para las tres empresas mencionadas, sino para todo el sector empresarial español (hay además otras compañías españolas presentes en el índice). Pero además ofrece una oportunidad para reflexionar y aprender a quienes investigamos, escribimos y desarrollamos proyectos sobre RSC y sostenibilidad empresarial. ¿Qué hace destacar a estas empresas para merecer tal distinción?

Dado que Enagás, el principal transportista de gas natural en el contexto español y el Gestor Técnico del Sistema Gasista, ha alcanzado la mayor puntuación posible (100 puntos) en los aspectos de Estrategia de Cambio Climático, Reporte ambiental y Política y sistemas de gestión ambiental en la revisión del DJSI, merece la pena centrarse en esta compañía.

Tras analizar la información que facilita la empresa sobre su modelo de estrategia y gestión ambiental en su Informe Anual 2017, lo primero que llama la atención es la propuesta en términos de visibilidad de los contenidos. No se encuentran los elementos de despliegue de información, las infografías o el lenguaje y tono que vemos en otros informes más “en tendencia” en términos de comunicación de sostenibilidad. Se trata de un informe más bien tradicional en este sentido.

Sin embargo, aunque la forma no es excesivamente atractiva, el informe muestra claramente los esfuerzos y avances de una empresa que ha incorporado la sostenibilidad en su estrategia de negocio. Es decir, Enagás puede generar contenido relevante porque tiene un compromiso firme y trabaja realmente en una estrategia ambiental bien diseñada, algo que se percibe tras una lectura un poco detallada. El despliegue del plan anual, los objetivos planteados y explicados con sencillez, los indicadores y el seguimiento son muestras de ello.

Estos son algunos aspectos concretos que revelan una gestión avanzada de los asuntos ambientales por parte de la compañía:

  • Gestión avanzada de riesgos derivados del cambio climático (ver página 84 de su Informe Anual 2017): Enagás tiene en cuenta estos riesgos y actualmente está trabajando en la revisión de las cuantificaciones económicas de los riesgos y oportunidades derivadas del cambio climático mediante la elaboración de escenarios en función de los incrementos de temperatura según el Task Force on Climate related Financial Disclosures(TCFD).
  • Compromisos claros de reducción de emisiones GEIy fijación de objetivos bajo la metodología Science Based Tarjets (SBT), que tiene en cuenta el nivel de decarbonización requerido para limitar el aumento de la temperatura global por debajo de dos grados centígrados, tal y como se estableció en el Acuerdo de París.
  • Vinculación de la gestión ambiental a los sistemas de retribución variable: Enagás cuenta con objetivos anuales de intensidad energética en cada una de sus instalaciones, que se vinculan a la retribución variable de los profesionales, y ha establecido el objetivo de reducción del 30% de las emisiones en el periodo 2016-2018 respecto a 2013-2015, incluyéndolo en la propuesta de retribución variable a largo plazo. Recientemente tuve la ocasión de asistir a una ponencia del Director de Sostenibilidad de Enagás, en la que explicaba que este era uno de los factores clave en el éxito de su modelo. Una muestra más de que el compromiso de la empresa en el ámbito del cambio climático es real y que el trabajo de Enagás en este sentido es honesto.
  • Ejercicio ambicioso de transparencia: la compañía desarrolla un completo reporte ambiental (ver páginas 82 a 91 de su Informe Anual 2017), calcula y verifica sus emisiones GEI, inscribe su huella de carbono en el Registro de huella del MAPAMA y ha sido una de las compañías pioneras en firmar el compromiso de adoptar las recomendaciones de reporte elaboradas por el Task Force on Climate related Financial Disclosures(TCFD).

Viendo estos aspectos se entiende la puntuación de la empresa en la revisión anual del DJSI. Los contenidos del Informe muestran un desempeño avanzado en sostenibilidad ambiental y es fácil pensar que la información aportada por la empresa se ajusta bien a los requisitos de la evaluación de RobecoSAM.

Así pues, asumir compromisos claros, integrar la sostenibilidad en el negocio, desarrollar iniciativas alineadas con las prioridades del entorno y ejercer la transparencia para mostrar los resultados obtenidos son ingredientes necesarios para obtener el reconocimiento en el mercado de la sostenibilidad. Nada nuevo, por otra parte, pero conviene recordarlo porque en ocasiones nos dejamos deslumbrar por ejercicios de comunicación muy buenos pero con un fondo más escurridizo. Enhorabuena a Enagás.

Share This