Por qué las empresas deben considerar los ODS

por | Ene 8, 2018

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible continúan el impulso mundial iniciado por los Objetivos de Desarrollo del Milenio, pero lo hacen con características propias. Una de ellas es que en el nuevo marco de los ODS se reconoce de manera expresa el papel imprescindible del sector empresarial, así como la compatibilidad entre desarrollo sostenible y generación de beneficios económicos.

La consecución de la Agenda 2030 no se concibe sin la contribución empresarial, pero a su vez, las empresas también tienen mucho que ganar si asumen este papel protagonista. Tanto en el largo plazo, por lo que implica en cuanto a generación de nuevos mercados y fortalecimiento económico, como en el corto plazo.

De manera concreta, enumeramos aquí algunas de las razones para sumarse como empresa al reto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

Los ODS sí pueden cambiar las cosas

Los ODS ofrecen una hoja de ruta orientada al impacto. Sus metas surgen de un profundo trabajo de análisis y un fuerte compromiso con la prosperidad de todos los países. Están pensados de forma interconectada, son un sistema. Si una empresa alinea sus intereses y esfuerzos en Responsabilidad Social Corporativa (RSC) con los de la Agenda, encontrará una contribución real, sinergias nuevas e información valiosa para la configuración de escenarios y perspectivas de negocio.

Los ODS ya son una realidad empresarial

Muchas entidades públicas, organizaciones privadas y empresas se han sumado al reto y ya trabajan en esta dirección. El llamamiento de Naciones Unidas a las empresas está teniendo éxito y se multiplican los foros y proyectos en torno a ellos. Existe un gran interés social y empresarial que incentiva participar y formar parte de un movimiento que puede cambiar mercados, productos y empresas.

Los ODS son una respuesta frente a la incertidumbre

La Objetivos plantean actuar sobre la desigualdad, el cambio climático y la violencia. Estos asuntos tienen un impacto global y ya están creando una gran inestabilidad  que repercute y repercutirá negativamente en los mercados, la seguridad y las perspectivas de prosperidad y desarrollo si no se afrontan de forma ambiciosa. Asumir la Agenda 2030 es necesario para tener mejores expectativas de futuro.

Los ODS son Responsabilidad Social Corporativa

Los ODS convergen totalmente con los principios de la Responsabilidad Social Corporativa, en tanto que establecen la conexión entre metas económicas, sociales y ambientales. Aquellas empresas que ya trabajan en RSC encontrarán en los ODS un marco superior, reconocido y eficaz para contribuir a la prosperidad económica y social de un modo estratégico.

Los ODS son reputación

Las empresas que se suman el reto de los ODS manifiestan un compromiso claro con la sociedad y el medio ambiente. Además, si su alineación responde a una visión estratégica, ponen de manifiesto un compromiso con la sostenibilidad útil para la evolución de su negocio en el medio y largo plazo.

 

Share This